Prorrogada hasta el 12 de octubre la exposición ‘César Lucas: Instantáneas grabadas en la retina nacional’ en La Alhóndiga

Hay imágenes que quedan calcadas en la retina de un espectador, pero pocas que figuran para siempre en la memoria de una nación. La obra colectiva de César Lucas es un referente del fotoperiodismo en España. Entre sus instantáneas hay muchas inolvidables que forman parte de la historia de la transición, y, a veces, hasta hacen historia.

Con 17 años, César Lucas se inicia como fotógrafo de la agencia Europa Press. Una de sus primeras instantáneas data del 1959 cuando capta a Che Guevara vestido de uniforme caminando por la Universidad Complutense en Madrid. Durante los siguientes días, esta imagen recorre el mundo pero la censura franquista impide que se publique durante muchos años en España.

Lucas pasa por el diario Pueblo como redactor gráfico, y en 1965 funda Cosmo Press, su propia agencia gráfica, lo que le permite compaginar sus compromisos periodísticos con los encargos de las compañías cinematográficas que en esa época rodaban grandes producciones en España. Logra retratar a muchas estrellas entre ellas Katharine Hepburn, Brigitte Bardot, Sean Connery, Raquel Welch, Yul Brinner, Romy Schneider, John Lennon, Billy Wilder, Clint Eastwood, Stephen Boyd y Buster Keaton para productoras como Twentieth Century Fox, United Artists y Metro Goldwyn Mayer. Formó parte del equipo fundacional del diario El País, donde fue su primer editor gráfico, realzando la figura del fotoperiodista dentro de la redacción, pasando después a ejercer como director de fotografía del Grupo Z.

No obstante, resulta inconcebible comprender la obra de Lucas sin la larga e intensa relación profesional que, como con otros artistas y famosos de la época, mantuvo con Marisol, la niña prodigio de pantalla y cantante que cautiva a una generación, por el interés que provocaba en muchas publicaciones. Unas fotos realizadas seis años antes se convirtieron en la portada más célebre de Interviú, en 1976, revelando la transformación de una estrella infantil al mito. Marisol anuncia en la entrevista que ya no quiere que la llamen Marisol –atrás queda la niña prodigio– y pide que ser reconocida por su nombre de verdad, Pepa Flores. El resultado es un destape que conmociona, y divide, a la sociedad española. Lucas acaba en los tribunales. Tras cuatro años de litigios, los jueces le conceden la razón por la calidad de la instantánea.

Para marcar el cierre de Interviú en 2018, la revista vuelve a reeditar la mítica portada. Una portada que hace historia, que marca un antes y después de la transición. Una instantánea que queda grabada en la retina de una nación. 

Horario de visita: De miércoles a viernes de 17:00 a 21:00 h

Sábados y domingos de 11:00 a 14:00h y de 17:00 a 21:00h

Lugar: La Alhóndiga 

Entrada gratuita 

Comisarios: Aurelio Martín González, Víctor Lerena, Antonio Graell y Eduardo Méndez 

Colabora: Ayuntamiento de Segovia, Asociación Nacional de Informadores Gráficos y Prensa, Asociación de periodistas de Segovia, F.A.P.E y Repsol

Escrito por

No hay Comentarios Todavia.

Deja un comentario