La Noche de Luna Llena 2012 de Segovia vuelve a congregar en la calle a los Habitantes de la Cultura

A las 20:30 comenzaba ayer en Segovia la sexta edición de la Noche de Luna Llena, cita cultural puesta en marcha por la candidatura ala Capitalidad Europeadela Cultura Segovia2016 que fomenta la participación activa de los ciudadanos en la cultura como valor principal.

La noche comenzaba, como es habitual, con la acción estrella de participación a los pies del Acueducto. A esa hora alrededor de 800 ciudadanos se sentaron en la Alfombra de Momentos que cubría la Plaza del Azoguejo y que había sido elaborada por las Tejedoras de Momentos con las telas y prendas aportadas por los segovianos durante los meses anteriores.

Durante una hora los ciudadanos pudieron ocupar este espacio público mientras escuchaban las canciones de Los Beatles interpretadas por Nuevo Mester de Juglaría y Freefolk conjuntamente, La troupé de la Merced, Baron Dandy y Los Wrayajos. Tras éstos se dejó el micrófono abierto para que otros músicos pudieran interpretar otros temas en una jam-session beatleniana.

Y mientras esta actividad concentraba a casi mil personas a los pies del Acueducto, otras muchas personas circulaban ya por otras calles de Segovia para disfrutar de otras iniciativas.

La Plaza Mayor fue el espacio que concentró las actividades destinadas a los niños. Desde las 20:30 los más pequeños pudieron participar en el taller de marionetas de guante, pintar sus postales de acuarela junto con los adultos y la ayuda del Grupo Aqua o hacerse su propia chapa dentro de los diez diseños propuestos. Esta actividad registró colas constantes durante las cuatro horas que estuvo activa. Y a las 21:30 los 20 niños que desde las cinco de la tarde estuvieron en el patio del Ayuntamiento de Segovia aprendiendo a manejar las marionetas de Les Piafs, salieron ala Plaza Mayor en una coreografía muy divertida y sincronizada, como si de una verdadera bandada de gorriones se tratara.

Entretanto los pasteleros de Segovia Anyú, María y Molinga, junto con voluntarios, además de las concejalas de Medioambiente y de Cultura, Paloma Maroto y Clara Luquero, repartieron 2800 pastas entre los presentes. Y desde las 23:30 a la 1:00 DJ WIC pinchaba en el quiosco de música dela Plaza Mayor canciones con la luna como protagonista.

Mientras ya se habían abierto otros espacios. Los audiovisuales resultantes de los Laboratorios de Creatividad Ciudadana (LABCC) ‘100 Miradas’ y ‘Segovia se anima’ se proyectaban en el Corralillo de San Sebastián de Segovia.

The Bag Lady Theatre tuvo que ampliar su aforo previsto desde las 30 personas sentadas hasta las 90 sentadas y de pie ante la demanda que tuvieron sus tres pases en el Patio dela familia Torreagero que generosamente abrió a la ciudad.

En la Casa de los Picos los organizadores del taller de papiroflexia ‘Estrellas de papel’ trabajaron sin parar durante las tres horas que duró el mismo. Las mesas de la librería Aida Books & More estuvieron rodeadas de personas que participaban en las promociones de venta solidaria de libros todala noche. Los fondos recaudados se utilizarán para proyectos solidarios en países con necesidad de ayuda.

En el camino se podían ver las instalaciones de luz de Travesías: Pixel en las escaleras de La Canaleja y los habitantes de la ciudad iluminados en la zona de la Plaza de San Martín. Todo el mundo quería hacerse fotos con ellos.

Cerca estaba el panel de ‘Le voyage dans la lune. París 1902-Segovia 2012’, en el que los ciudadanos podían posar para hacerse una foto. En las dos horas que el fotógrafo profesional estuvo retratando a los segovianos, hizo 165 fotos que se publicarán posteriormente en www.segoviaculturahabitada.com.

También completó su aforo y lo superó ‘Speerman’ de Loco Brusca en el Torreón de Lozoya. Pudieron ver este único pase del cotizado artista que vino a Segovia exclusivamente para la Noche de Luna Llena 2012 un total de 300 personas, sentadas en sillas, en el césped y de pie.

En el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente se formaron inevitables colas en el exterior del edificio para acceder a los reducidos pases de 4 personas como máximo durante 10 minutos de ‘Lights & Contacts’ y 15 personas durante el mismo tiempo de ‘SphèrÁleas’, ambas instalaciones lumínicas dela compañía Scenocosme. En total, pudieron por pasar ambas actividades 450 personas en cuatro horas.

En La Alhóndiga los amantes de la radio pudieron ver a los profesionales del medio en la actualidad realizar un programa en homenaje a la radio de los días en los que se llegó a la luna, en el año 1969. Muchos se quedaron a escuchar el programa íntegro de dos horas en el interior del edificio, y otros iban y venían, de forma que las 100 sillas colocadas en su interior estuvieron ocupadas durante esas dos horas, 80 de ellas fijas, 20 en rotación continua, y con gente que también escuchó el programa de pie en el interior, y sentada en las escaleras del exterior del edificio oyéndolo por los altavoces.

En el Patio Mágico de la Casa de Andrés Laguna se colgó el cartel de ‘aforo completo’ en los seis pases de los tres magos participantes, por orden de aparición, Héctor Sansegundo, Manuel Vera e Iván Asenjo, junto con los malabarismos al yo-yó de Daniel Tamariz, que también participaba en el espectáculo de Vera. En total, alrededor de 1500 personas pasaron por este patio de la Judería de Segovia.

El viaje sensorial ‘Por las lunas del Sistema Solar’ tuvo que ampliar su horario una hora ante la afluencia de público que quiso sentir las sensaciones que se tendrían si se viajase a los satélites de los planetas. En total, 240 personas pudieron disfrutar de este viaje interplanetario.

Y en el patio del Colegio de Arquitectos 650 personas pasaron en un flujo continuo de público para ver la instalación ‘Lunas de diseño’ hecha con cartones de los alumnos de la Escuela de Arte y Superior de Diseño La Casa de los Picos.

También los poetas aficionados y profesionales, o simplemente los amantes de la poesía, pudieron vivir su momento mágico en el patio de la Casa-Museo de Antonio Machado. Si bien en la primera hora de esta actividad de lectura de poesías propias o ajenas este espacio recibió una afluencia modesta, a partir de la segunda hora una media de 30 personas permanecían en él, algunas de ellas recitando sus poemas. El patio contó con la presencia incluso de poetas profesionales como Miguel Ángel Bernat.

En el Adarve de la Muralla en la Puerta de San Andrés los participantes, que en este espacio también llenaron y rebasaron el número admitido en principio, pudieron aprender a hacer sonar y mostrar sensaciones mediante los cuencos tibetanos de la mano de Ana Cristóbal y Ángel Gracia. Con los ojos descubiertos primero y tapados después, ofrecieron posteriormente tres conciertos en la muralla, cada uno en torno a una historia diferente relacionada con Segovia: el pueblo judío, las estrellas y la muralla. 125 personas han podido explorar las posibilidades de los cuencos tibetanos gracias a la Noche de Luna Llena.

Los organizadores de ‘Planetario a cielo abierto’ en El Alcázar tuvieron que adaptarse a la nubosidad variable de la noche con proyecciones sobre dos pantallas de los astros visibles en esta época del año desde el castillo de Segovia y con explicaciones en palabra de lo que se podría estar viendo por los telescopios, pero eso no evitó que los asistentes pudieran disfrutar de estas opciones alternativas y de las observaciones que pudieron hacer cuando el cielo se despejaba. De nuevo el espacio desarrollado por la Asociación de Ciencia y Tecnología Herpérides de El Espinar rebasó las previsiones y ha dado cabida a 380 personas del público, frente a las 210 previstas.

El taller de percusión y posterior interpretación colectiva de Ancestral se fue nutriendo de participantes según iba avanzando, desde las 22:00h hasta las 23:00h en el espacio mágico de El Jardín de los Poetas. Desde las 20 personas se pasó a las 50 en una actividad que satisfizo enormemente a los nuevos percusionistas.

La Casa de la Moneda se convirtió en un espacio mágico en el que se pudo escuchar en el concierto ‘1 piano & 200 velas’ de David Gómez (lleno con 350 personas que disfrutaron de la música a la luz de las velas), y tomar algo en el ambigú mientras las ruedas dela antigua Fábrica de la Moneda giraban en el río.

Y por último, concierto de fin de fiesta en la Plaza Mayorde nuevo, con La Rustic Arlanzón Band en un curioso escenario animando con su dixieland y ragtime.

El espacio dela Plaza Mayorpudo registrar durante toda la noche la afluencia de 1000 personas repartidas entre sus distintas actividades.

Desde las 20:30h 26 bares y restaurantes de la ciudad estuvieron sirviendo tapas elaboradas con quesos de los cinco continentes dentro de la iniciativa ‘Devorando el mundo… la luna es un queso’.

En definitiva, la ciudad ha salido un año más a la calle para disfrutar de esta noche que no habría podido realizarse sin la colaboración de las instituciones, entidades, asociaciones, empresas, ciudadanos particulares y los voluntarios culturales participantes.

Escrito por

No hay Comentarios Todavia.

Deja un comentario