La Casa de la Lectura de Segovia acoge la exposición Mujeres en Vanguardia, una síntesis de la formidable aventura del proyecto de la Residencia de Señoritas en su centenario

La Casa de la Lectura acoge desde hoy y hasta el 1 de abril la exposición Mujeres en vanguardia. La Residencia de Señoritas en su centenario (1915-1936), un recorrido por una iniciativa que brindó a la mujer de la época posibilidades inéditas de desarrollo personal, libertad e igualdad. La exposición es fruto de la colaboración de Acción Cultural Española AC/E y la Residencia de Estudiantes para conmemorar el  centenario del primer centro instaurado en España que fomentó la educación superior de la mujer, con lo que ello supuso de transformación del modelo social tradicionalmente asociado a la condición femenina a principios del siglo XX.

La exposición cuenta en Segovia con la colaboración del Ayuntamiento de la ciudad, y se podrá ver en las instalaciones de la Casa de la Lectura durante su horario de apertura, de jueves a sábado de 11:00 a 14:00 h y de 17:00 a 20:00 h, y los domingos de 11:00 a 14:00 h. La entrada es gratuita.

En la presentación de la misma se ha contado con la presencia de la directora de Acción Cultural Española, Elvira Marco, la directora de la Residencia de Estudiantes, Alicia Gómez-Navarro, la comisaria de la exposición, Almudena de la Cueva, la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, y la Concejala de Cultura de la ciudad, Marifé Santiago. Ha tenido lugar esta mañana en el Ayuntamiento de Segovia.

En la exposición comienza con un recorrido por las propuestas relacionadas con la educación femenina y con la incorporación de las mujeres a la vida profesional. Se habla del camino iniciado en el último tercio del siglo XIX por hombres y mujeres vinculados a la Institución Libre de Enseñanza, cuyo fin último era renovar la sociedad española a través de la educación. En 1915 la Junta para la Ampliación de Estudios (JAE), decide extender la experiencia de la Residencia de Estudiantes masculina, fundada cinco años antes, e inaugurar el grupo femenino, dirigido por María de Maeztu. Comienza así un proyecto en evolución continua ascendente que lleva a tener que trasladar su ubicación inicial e incorporar doce edificios para dar cabida a hasta 300 residentes, desde las 30 iniciales. Éstas disponían para sus enseñanzas de un laboratorio, una nutrida biblioteca y un programa de clases, conferencias, conciertos o lecturas orientado a ampliar su formación.

Las alumnas podían acceder a estudios superiores en Filosofía y Letras o Magisterio, pero también a carreras de ciencias como Farmacia, Químicas, Ciencias Naturales,  Ciencias Exactas o Medicina. El deporte y las salidas a la naturaleza y culturales estaba también presentes, como sucedía en el caso de sus compañeros masculinos, así como clases de idiomas. Se abrió un programa de becas internacionales que permitió a algunas de las alumnas realizar estudios fuera de España, concretamente en colleges norteamericanos.

Esta filosofía de fomentar el estudio en total igualdad supuso que de la Residencia de Señoritas saliese un grupo excepcional de mujeres altamente cualificadas, prácticamente todas las que tuvieron algo que decir en la sociedad española del primer tercio del siglo XX. En la nómina de docentes contaba con nombres como María Zambrano o Maruja Mallo. Victoria Kent, Matilde Huici, Delhy Tejero o Josefina Carabias fueron algunas de sus alumnas más destacadas. Victoria Ocampo o Clara Campoamor participaron en sus actividades. La exposición también dedica un capítulo específico a la obra de aquellas mujeres artistas que, en el entorno de la Residencia de Señoritas o del Lyceum Club Femenino, empezaron a ser consideradas y a despuntar en los círculos artísticos hasta entonces reservados a los hombres. Finaliza con el destino de la Residencia y de las residentes durante la Guerra Civil Española y los años que le suceden.

Con esta exposición, en definitiva, Acción Cultural Española y la Residencia de Estudiantes quieren hacer justicia a un capítulo que no siempre ha recibido el debido reconocimiento general, enmarcado dentro de un proyecto plurianual que desarrollan también con la Fundación Francisco Giner de los Ríos para la recuperación del legado de la Edad de Plata española, y que se inició en 2010 con el centenario de la Residencia de Estudiantes. Han colaborado especialmente en este proyecto la Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón, la Fundación Arte, Ciencia y Diálogo, la Asociación de Amigos de la Residencia de Estudiantes y el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

 

Escrito por

No hay Comentarios Todavia.

Deja un comentario